Galvanizacion por inmersion en caliente

Galvanizado por inmersión en caliente

El proceso de galvanizado por inmersión en caliente tiene como objetivo evitar la oxidación y corrosión que la humedad y contaminación provocan en el acero; cubriendo -entre otros metales- con Zinc la estructura a proteger.

La forma en la que este proceso se lleva a cabo es sumergiendo las estructuras metálicas en zinc fundido a aproximadamente 450°C.

Este acabado aumenta la resistencia y el tiempo de vida del acero dándole una vida útil de hasta 70 años aproximadamente, dependiendo el entorno donde la estructura sea instalada.

Además, este proceso es considerado el más confiable y económico para lograr proteger al acero y al hierro frente a la corrosión y humedad a la que están expuestos.

Ventajas del proceso de galvanizado

  • Durabilidad: el tiempo de vida de la estructura metálica sin presentar oxido y/o corrosión es de hasta 70 años aproximadamente.

  • Bajo costo: aparte de ser el proceso más confiable para asegurar la protección del acero o hierro, es considerado el más económico.

  • Nulo mantenimiento: al mantener la estructura en perfecto estado durante tanto tiempo, no es necesario el mantenimiento preventivo ni correctivo.

  • Resistencia: Al galvanizar la estructura metálica, su resistencia aumenta considerablemente ante golpes ocasionados por la naturaleza o accidentes de tránsito; incluso se vuelve complicado ocasionarle un rayón intencionalmente con alguna herramienta.

  • Protección total: El proceso de galvanizado protege la estructura tanto por fuera como por dentro al ser sumergida en el zinc. La estructura debe de ser previamente diseñada y aprobada con todas las características necesarias para poder someterla a este proceso.
venta de estructuras metalicas

Hablemos de tu proyecto.

Llena esta sencillo formulario y pronto nos comunicaremos contigo.

ventas@teloram.com

Todos los derechos reservados Teloram 2020 | Aviso de privacidad

(55) 5212 2302